Síndrome de Down en México

Actualizado: jun 15

Como ya lo hemos mencionado, el síndrome de Down no es una enfermedad, sino una condición genética ocasionada por la presencia de 47 cromosomas, en vez de los 46 usuales. En la mayoría de los casos tienen una copia extra del cromosoma 21, de ahí́ viene el nombre “Trisomía 21”.


En México de acuerdo con datos preliminares de la Dirección General de Información en Salud durante 2018, nacieron 351 niñas y 338 niños (689 en total) con síndrome de Down. En México ocurre en 1 de cada 691 nacimientos, mientras a nivel mundial ocurre aproximadamente en 1 de cada mil 100. Es la causa genética más común de discapacidad intelectual en todo el mundo.




La intervención de una niña o niño con síndrome de Down debe ser, de preferencia, en los primeros días de vida. La diferencia entre un niño atendido a temprana edad y


un niño que se le apoya tardíamente, es la oportunidad de potencializar su desarrollo.

En TEDI resaltamos la importancia de intervención temprana ya que hemos visto la gran diferencia que puede hacer para la vida de una persona con síndrome de Down, por lo que recomendamos comenzar con terapias desde los 45 de nacidos, si el doctor y su salud lo permite.


Los objetivos de la atención temprana son:

- Desarrollar al máximo las capacidades del niño.

- Disminuir los efectos negativos de la trisomía.

- Prevenir la aparición de problemas secundarios.

- Desarrollar la máxima autonomía.

- Lograr la mejor adaptación posible al medio en el que se mueve.

- Adquirir conductas adecuadas a la edad y al entorno.

51 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo