3 cosas que los jóvenes con síndrome de Down quisieran que supieras.

  1. Somos adolescentes o adultos, no los “eternos niños”.

  2. Experimentamos todas las emociones como tú y no siempre estamos felices.

  3. Soy una persona, no un “angelito”.


Las personas con síndrome de Down normalmente son categorizadas como felices, angelitos y/o los eternos niños. Sin embargo, ellos crecen, se desarrollan y viven las mismas etapas que cualquier otro ser humano, por eso hay que evitar etiquetarlos y simplemente dejarlos vivir cada etapa de su vida.


Al convivir con una persona con síndrome, ponte en sus zapatos y pregúntate a ti mismo: A su edad, ¿Cómo quisiera que me trataran?, ¿Qué actividades me gustarían?, etc.


#jovenes #adultos #inclusion


24 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo